viernes, 15 de junio de 2018

Julen Lopetegui no es el primer seleccionador español

Julen Lopetegui ha dejado de ser seleccionador español a escasas horas del debut de España en el Mundial de Rusia ante Portugal. La decisión ha sido tomada por Luis Rubiales, presidente de la RFEF, como consecuencia del anuncio del fichaje de Lopetegui por el Real Madrid. La causa ligada a su destitución justo antes del comienzo del Mundial supone una situación sin precedentes. En los casos anteriores el seleccionador se despidió siempre una vez concluido el campeonato, fuera Mundial o Eurocopa. Uruguay vs Egipto por internet




Julen Lopetegui no es el primer seleccionador español en anunciar su marcha tras finalizar un campeonato importante. En España se han dado dos precedentes, el primero desencadenó en un fracaso y el segundo resultó todo un éxito.

Ladislao Kubala, entrenador de la Selección Española durante 11 años, anunció su acuerdo con el FC Barcelona dos días antes de debutar contra la anfitriona en la Eurocopa de Italia de 1980. Sin oferta de renovación, el húngaro dirigió a España publicado ya su fichaje por el conjunto blaugrana para la temporada siguiente. Con un empate sin goles contra Italia y dos derrotas por 2-1 frente a Bélgica e Inglaterra, Kubala se despidió de la Selección Española cayendo eliminado en el último puesto del grupo.

La historia de Luis Aragonés fue muy diferente. El de Hortaleza anunció que no seguiría al frente de la Selección Española en septiembre de 2007, nueve meses antes de la Eurocopa de 2008. El anuncio oficial de su fichaje por el Fenerbahçe el 25 de junio no impidió que España levantara su segunda Eurocopa tan solo 4 días después en el Ernst Happel de Viena contra Alemania.
Los casos más recientes

En los últimos años tanto Holanda como Italia han tenido que despedirse de su seleccionador tras un campeonato importante. En 2014 fue Louis Van Gaal quien dijo adiós a la selección holandesa después del Mundial de Brasil. Sucedió a Ryan Giggs en el Manchester United y se anunció su fichaje el 19 de mayo, un mes antes del comienzo del Mundial. Holanda acabó tercera con un debut para el recuerdo al aplastar a España por 1-5 en la fase de grupos.

Por parte de Italia, Antonio Conte anunció su marcha en marzo de 2016 y oficializó su fichaje por el Chelsea el 4 de abril, más de dos meses antes del inicio de la Eurocopa. El italiano consiguió llevar a su país hasta los cuartos de final, donde cayó eliminada en la tanda de penaltis contra Alemania.
Jacques Santini, una situación muy similar

Poco más de una semana antes del inicio de la Eurocopa de Portugal de 2004, Jacques Santini anunció su marcha al Tottenham Hotspur. El francés abandonaría el cargo de seleccionador de su país una vez concluida la Eurocopa. Sin embargo, al igual que en el caso de Lopetegui, la decisión de Santini no sentó nada bien a su Federación.

En una reunión del consejo de la Federación Francesa de Fútbol varios miembros pidieron su destitución. Pero Michel Platini salió al paso para defender y proteger el cargo de Santini. Como vicepresidente de la FFF, declaró que el seleccionador era libre de elegir ya que la Federación ya había decidido no prolongar su contrato. Francia cayó eliminada en esa Eurocopa 0-1 en cuartos de final contra Grecia, país que levantaría después el trofeo. Al borde de la destitución, Santini vivió el caso más parecido al de Lopetegui que se conoce. Mundial Rusia 2018 EN VIVO


Una máxima que se estableció entre 1990 y 2006 fue la marcha de cada uno de los seleccionadores que ganaron el Mundial en este período. Una vez que levantaron el trofeo intercontinental abandonaron su cargo de seleccionador.

Alemania ganó en 1990 el Mundial con Franz Beckenbauer como entrenador y el alemán fichó por el Olympique de Marsella para la temporada siguiente. Tanto en 1994 como en 2002, los entrenadores de Brasil cambiaron de cargo tras levantar la Copa del Mundo. Carlos Alberto Parreira primero, quien se marchó al Valencia, y Luis Felipe Scolari después, quien cambió a la 'canarinha' por la selección de Portugal. Los otros dos casos fueron la retirada de Aimé Jacquet tras ganar el Mundial de Francia de 1998 con el país anfitrión, y la marcha de Marcello Lippi de Italia después de alzarse con la Copa del mundo de 2006.

El fichaje de Lopetegui por un club, el Real Madrid, siendo seleccionador de un país no es un caso aislado en la historia del fútbol. En numerosas ocasiones diferentes entrenadores han oficializado el fin del vínculo con su selección antes de un Mundial o una Eurocopa. Sin embargo, siempre han podido disfrutar después de esa competición antes de marcharse. Una suerte que Julen Lopetegui no ha podido experimentar.